Acondicionadores

Acondicionador de aceite de almendras y miel

Cómo hacer un acondicionador para el cabello de aceite de almendras y miel, que aporta increíbles beneficios para el cuidado natural del pelo. Descubre los pasos e ingredientes necesarios.

Los acondicionadores son productos comúnmente utilizados después de haber lavado el cabello. Su finalidad es suavizar el cabello, de manera que resultan muy útiles para conseguir que el cabello enredado sea mucho más fácil de peinar. Además, ayudan a aportar mayor brillo al cabello, previene la rotura y la aparición de las puntas abiertas, facilita el peinado y además mejora su aspecto considerablemente.

Por tanto, los acondicionadores son especialmente útil no solo a la hora de mejorar la salud del cabello, ya sea porque lo tenemos enredado y queremos peinarlo de forma más sencilla y mejor, o cuando queremos suavizarlo, sino cuando éste se muestra deshidratado o ligeramente dañado.

Acondicionador de aceite de almendras y miel

En casa podemos elaborar un maravilloso acondicionador casero, utilizando para ello dos ingredientes principales: aceite de almendras y miel. Te explicamos en esta ocasión cómo prepararlo fácilmente.

Cómo hacer un acondicionador de aceite de almendras y miel para el cabello

Ingredientes que necesitas

  • 1 cucharada de aceite de almendras
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 yema de huevo
  • 3 gotas de aceite esencial de lavanda

Pasos para preparar el acondicionador para el cabello

En primer lugar pon el aceite de almendras y la miel en el vaso de la batidora. Luego incorpora la yema de huevo y bátelo todo bien hasta que todos los ingredientes se mezclen y se integren bien. Añade ahora el aceite esencial de lavanda y mezcla con ayuda de una cuchara de madera.

Cómo aplicarte el acondicionador para el cabello

Es recomendable que, antes de aplicártelo, te humedezcas un poco el cabello con agua tibia. Luego ponte un poco de acondicionador en las manos y aplícatelo sobre el cabello, dándote un suave masaje. Cúbrete ahora la cabeza con ayuda de un gorro de baño y deja que el acondicionador actúe durante 30 a 35 minutos. Finalmente retira el gorro y aclárate el cabello con agua tibia. Para terminar, aplícate tu champú habitual.

Los beneficios del acondicionador de aceite de almendras y miel

  • Aceite de almendras: es muy rico en vitamina E, una vitamina útil para hidratar y nutrir el cabello. Ayuda a la hora de eliminar la caspa, evitar la caída del cabello al mejorar la circulación sanguínea y es útil para que el cabello crezca largo y fuerte.
  • Miel: ayuda a restaurar la suavidad natural del cabello, aportando a su vez brillo.
  • Yema de huevo: es útil y adecuada para cabellos frágiles, resecos y quebradizos, ya que ayuda a proteger y a reparar el cabello.

Imagen | iStock

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *