No hay duda que los ojos son uno de los órganos más importantes, dado que son los encargados de la visión, de forma que están protegidos tanto por los párpados como por las cejas. Sin embargo, a pesar de ser uno de los órganos más importantes, lo cierto es que realmente son pocas las personas que se preocupan de cuidar los ojos.

Baños oculares

En lo que se refiere a mantener una buena salud visual, y a pesar de que muchas personas lo desconozcan, la realidad es que la alimentación influye de manera decisiva en la salud de nuestra visión. Por ejemplo, es conocido de hecho que la vitamina A es fundamental, dado que es necesaria para la formación de los pigmentos visuales de la retina, permitiendo la adaptación de la visión cuando disminuye la luz.

También es fundamental que cuando salgamos a la calle, o incluso cuando vamos a la playa o a la piscina a tomar el sol es imprescindible saber cómo elegir las gafas de sol, puesto que si estas no cuentan con las certificaciones de seguridad adecuada pueden ser peligrosas para nuestros ojos.

Sea como fuere, una opción interesante a la hora de cuidar nuestros ojos es el denominado como baño ocular, que ayuda a potenciar la circulación sanguínea y fortalece por tanto la visión en general.

Cómo aplicarse el baño ocular

A la hora de realizarse el baño ocular una ayuda es adquirir en farmacias las denominadas como bañeras oculares, consistentes en unas pequeñas bañeritas que se adaptan perfectamente a la forma de los ojos.

Ponemos en su interior una pequeña cantidad de agua y abrimos los ojos durante unos segundos dentro de agua, para luego sacar la cara y parpadear varias veces. Es fundamental repetir esta operación en varias ocasiones, para finalmente secar la cara.

Puede ser una buena idea aplicarte el baño ocular al menos una vez por semana, dado que te brindará una serie de beneficios y propiedades interesantes en el cuidado de los ojos.

Baño ocular: beneficios para la vista

El baño ocular aporta interesantes beneficios en el cuidado de la vista. Los más importantes son los siguientes:

  • Potencia la circulación sanguínea de los ojos
  • Fortalecimiento de la visión en general
  • Combate el cansancio ocular
  • Ideal en caso de inflamación ocular

Se convierte asimismo en un remedio útil para deshinchar los ojos.

Imagen | Museo Histórico de Enfermería

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *