Protección de la piel

Caducidad del protector solar

¿Las cremas solares y los protectores solares caducan? ¿Tienen fecha de caducidad? Te desvelamos la respuesta a estas dos preguntas en esta nota.

El protector solar es un producto cuyo fin es el de proteger la piel de la radiación UV. ¿Cómo? Muy sencillo: absorbiéndola, reflejándola o dispersándola. Generalmente son lociones, geles o sprays que ayudan a evitar o disminuir las quemaduras solares como consecuencia de la exposición del sol. Eso sí, debemos tener en cuenta un dato importantísimo y fundamental: ningún protector solar ofrece una protección del 100%.

Cuando llega la época de verano es normal que nos surjan algunas dudas referentes al uso adecuado del fotoprotector. Y, en la mayoría de los casos, todas se traducen en una sola: ¿cuándo usar el protector solar?. Y es que suele ser bastante común que tengamos por costumbre utilizar sólo el protector solar cuando vamos a tomar el sol en verano (por ejemplo, cuando vamos a la playa o a la piscina), pero sin embargo nos olvidamos de él cuando pasamos largos ratos al aire libre y creemos no necesitarlo precisamente porque no estamos cogiendo sol.

Fecha de caducidad del protector solar

Las consecuencias son evidentes: si pasamos mucho rato al aire libre sin la debida protección solar, aún a pesar de no ser verano e incluso aunque haga frío y esté nublado, finalmente terminaremos por quemar nuestra piel.

Por otra parte, ¿cuántas veces no habrás utilizado el mismo protector solar de un año para el otro? Lo cierto es que suele ser una práctica tan extendida como común, ya que no solemos reparar en la caducidad del protector solar. Algo que evidentemente sí que ocurre.

De hecho, si nos fijamos bien nos daremos cuenta que la fecha de caducidad de los protectores solares aparece en el producto, generalmente mediante un símbolo que se representa como una especie de ‘M’, a la que acompaña un número. Por ejemplo, 12M. Esto significa que el protector solar caducará a los 12 meses una vez ha sido abierto. Lo que significa que los protectores solares deben ser reemplazados de un año para el otro, ya que no protegerán igual.

Imagen | Shawn Campbell

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *