Cataplasmas

Cataplasma de espinacas para los callos

Remedio casero de cataplasma de espinacas ideal para ablandar los callos y durezas. Descubre cómo hacerlo fácilmente en casa.

No hay duda que las cataplasmas se convierten en un remedio casero tradicional que, además de su facilidad de elaboración, son útiles a la hora de tratar diferentes molestias o problemas, aplicándolas sobre la piel o sobre la zona del cuerpo que se quiera tratar.

Se elaboran a base de determinadas plantas y hierbas medicinales, cuya elección final dependerá de sus cualidades y virtudes, y particularmente del problema, dolor o molestia a tratar. Generalmente se forma una pasta y se pone sobre una venda, paño o compresa, el cual se aplica sobre la piel y se deja actuar un mínimo de 15 minutos.

Remedio de cataplasma de espinacas

Si sufres de callos y durezas ya en un remedio anterior te hablábamos sobre una cataplasma de plátano. En esta ocasión queremos proponerte otro remedio natural ideal para los callos, como es la cataplasma de espinacas.

Cómo hacer cataplasma de espinacas

Ingredientes

  • 50 gr. de hojas de espinaca frescas
  • 1 venda de gasa

Preparación

  1. En un mortero machaca las hojas de espinacas.
  2. Añade las hojas de espinacas machacadas sobre la venda y aplica en el área de la piel que desees tratar.
  3. Deja actuar entre 15 a 20 minutos.
  4. Finalmente retira y lava con agua caliente.

Cómo usar la cataplasma de espinacas para callos y durezas

Como te explicábamos en el apartado dedicado a la preparación de este remedio, es tan sencillo como aplicar la cataplasma sobre la piel, y dejar actuar un mínimo de 15 minutos. Si lo deseas, puedes volver a aplicar la cataplasma elaborándola de nuevo para que esté fresca, y así ablandar el tejido endurecido.

Imagen | richard_north

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *