Belleza natural Consejos naturales Cutis Piel Protección de la piel Trucos

Cómo cerrar los poros abiertos

Consejos y trucos para los poros abiertos

Los poros abiertos siempre tienden a aparecer, pero existen trucos útiles para cerrar los poros abiertos y para evitar que éstos aparezcan. ¿La clave? Limpiar la piel cada día.

Los poros son pequeños orificios que encontramos en la piel, por los que salen los vellos, y entre otros aspectos cumplen la función de permitir el proceso de transpiración, ya que a través de ellos nuestro organismo expulsa el sudor.

cerrar poros

El que un poro sea grande, mediano o pequeño viene determinado por nuestros genes, aunque es cierto que el cuidado que mantengamos o no en nuestra piel también tiende a influir. ¿Por qué? Por ejemplo, si los poros se llenan se secreciones sebáceas y grasas y no exfoliamos e hidratamos la piel cada día, éstos tienden a abrirse.

Debemos tener en cuenta que es un mito que los poros abiertos originalmente puedan volver a cerrarse. No obstante, es cierto que sí podemos evitar los poros abiertos, reduciendo su aparición y evitando que éstos se abran.

Consejos para evitar los poros abiertos

  • Limpia la piel cada día: para evitar que los poros se abran es fundamental mantener la piel limpia. Por ello, una buena idea es limpiar la piel cada día, utilizando mascarillas que purifiquen y limpien la piel, y utilizar exfoliadores.
  • Exfoliar la piel diariamente: cuando exfoliamos la piel con productos exfoliadores eliminamos las células muertas que se han acumulado en nuestra piel. Es aconsejable, por tanto, exfoliar nuestra piel cada día después de la ducha o baño, y luego aplicarnos un poco de crema hidratante.
  • Uso de mascarillas: como te indicábamos anteriormente, a la hora de limpiar cada día nuestra piel podemos utilizar mascarillas, las cuales ayudan a eliminar las impurezas que se acumulan en las diferentes capas de la piel.
  • Vapor: aplicarte vapor en la cara con ayuda de un cuenco de agua tibia te ayudará a abrir tus poros y limpiarlos. Es aconsejable mantener tu cara sobre el cazo o cuenco durante 3 minutos dejando caer una toalla sobre la cabeza. Eso sí, debes evitar el agua muy caliente.
  • ¿Los cubitos de hielo ayudan? Es conocido el remedio casero que consiste en aplicar unos cubos de hielo en aquellas zonas donde más poros aparezcan durante 30 segundos. Puede ayudar, ya que cumple la función de tensar la piel.

¿Cómo cerrar los poros abiertos?

A la hora de cerrar los poros abiertos, existen determinadas cremas especiales que ayudan a mantener los poros limpios, ayudando a su vez a que éstos no crezcan en tamaño, y permanezcan pequeños.

Actúan limpiando la piel de manera profunda, a la vez que causan pequeñas irritaciones que provocan que los poros tiendan a unirse.

Entre estos productos destacan las cremas con retinol, el ácido glicolico o la vitamina C, entre otros.

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *