Consejos naturales

Cómo conseguir una piel suave con leche

La leche es un alimento natural con increíbles beneficios para la piel, ideal por ejemplo para aportarle suavidad y para conseguir una piel mucho más suave. Descubre algunas recetas de belleza útiles.

Hoy te vamos a contar los trucos para poder conseguir que tu piel quede tan pero tan suave como la piel de un bebé. Si bien uno no puede correr contra el tiempo ya que no se ha inventado la maquina o el auto de volver al futuro sí te podemos recomendar algunas recetas naturales las cuales pueden suplir y mejorar tu calidad de vida.

El primer paso y la clave en todo esto es lograr una buena hidratación de tu piel. Eso es a través de cremas para lograr tal fin. Según la opinión de dermatólogos el uso de cremas y emulsiones ricas en vitaminas A y E son fundamentales para mantener mejores niveles de hidratación durante todo el año logrando que la piel quede suave y elástica.

Consejos naturales para una piel suave con leche

El procedimiento es limpiar la piel con un limpiador de leche, aceite o cremas para retirar las impurezas y luego realizar una segunda limpieza más profunda con aguas micelares, geles o espumas para limpiar las impurezas acuosas y las células muertas.

Hasta aquí hemos visto soluciones tradicionales al problema de la hidratación de la piel. A continuación te comentaremos algunas recetas caseras y trucos para poder conseguir una piel suave con un costo reducido.

Consejos naturales para tener una piel suave con leche

La primera opción que te comentaremos es el uso de manzana y leche, Pon a hervir en un vaso leche, una vez que rompa el hervor sumerge la manzana. Cuando la fruta este blanda retira la misma. Tritura la manzana y haz una especie de puré y espárcelo por la zona que quieras aplicarla. Déjala actuar sobre la zona media hora y luego retírala con agua templada.

Otra receta natural que te proponemos es mezclar 3 cucharadas soperas de leche en polvo con agua hasta formar una pasta espesa. Aplica sobre tu rostro dando suaves masajes y espera hasta que se seque. Deja la mascarilla actuar durante toda la noche, luego retira con agua templada. Repite la operación una vez por semana.

leche-piel

Otro truco más es mezclar leche con azúcar y limón. Te preguntaras como es el procedimiento, sencillo. El acido láctico sirve como exfoliante natural, el acido glicolico es un excelente combatiente contra el acné y las células muertas y por último el limón tonifica la piel y es un buen antioxidante ya que provee de vitamina C al cuerpo.

La formula se prepara de la siguiente manera: una cucharada de azúcar, una cucharada de leche entera, el jugo de medio limón y tres cucharadas de agua. Se aplica primero el agua, luego la leche con el limón y por último el azúcar. Luego debes limpiar tu piel con agua y jabón. Lo único que tienes que tener cuidado es si es verano con el tema de la exposición solar. Una vez aplicado este método debes esperar 24 horas para poder volver a exponerte al sol.

Otra alternativa es darte un baño de leche y miel para obtener una piel de bebé. Para ello deberás llenar la bañera con agua caliente y añadir medio litro de leche mas 3 cucharadas de miel y una capsula de vitamina E.

bano-miel-leche

Con estos métodos lograras sentirte renovada y lo mejor es que estarás cuidando de tu cuerpo y dándote tiempo para cuidarte a ti misma.

Nunca viene mal recibir un mimo y siempre mejor si empieza por uno.

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *