Ya en anteriores momentos hemos podido conocer algunos consejos y trucos básicos que permiten tanto cuidar la piel normal como cuidar la piel seca, ya que –como sabemos- existen diferentes tipos de pieles (al igual que existen diversos tipos de cutis).

cuidar-la-piel-sensible

Pero si hay una piel que puede sufrir más que otro tipo de pieles es la denominada como piel sensible o piel hipersensible, ya que suele dañarse con casi todo.

Por este motivo principal, saber cómo cuidar la piel sensible para las personas que tengan este tipo de piel es una ayuda añadida, ya que comenzarán a saber cómo cuidarla y, por ende, a protegerla.

¿Cómo cuidar la piel sensible por la noche y por el día?

  • Cuidar la piel sensible por el día
    Por el día, debemos proteger la piel sensible con cremas y aceites nutritivos, que ayudan también a hidratarla y a mantenerla cuidada y tersa.
    Una de las mascarillas aconsejadas para este tipo de piel es un tipo de mascarilla que sea tanto hidratante como calmante. En estos casos, lo más recomendable es optar por un mascarilla de plátanos, pepinos o zanahorias.
    Se debe evitar permanecer al sol y al aire libre sin protección, a la vez que dar golpeteos, masajes o utilizar agua fría.
  • Cuidar la piel sensible por la noche
    Cuando llega la noche, una opción recomendable es optar por limpiar la piel con leche de almendras (o con aceite de almendras), utilizando agua templada para retirarla.
    Podemos tonificarla con una loción de zumo de pepinos (preferiblemente recién recién exprimidos con leche).
    Al igual que durante el día, es una buena opción nutrir con cremas calmantes e hidratantes.

También pueden gustarte...

1 comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • hola como cuidar mi piel q es muy delicada y reseca sufro de alergias algunos productos q tiene fragancias me cae fatal