Consejos naturales

Cómo cuidar tu piel después de tomar el sol

Cuidados básicos de la piel para después de haber tomado el sol: descubre cómo cuidar tu piel cada vez que tomes sol, para protegerla y hidratarla.

Ahora que nos encontramos en plenas vacaciones de verano, seguramente que algún día habrás disfrutado de unas horas de sol en la playa o en la piscina. O incluso compartiendo un momento de risas con tus amigos/as mientras tomas una cerveza o un refresco bien fresquito en una terraza.

Seguramente habrás utilizado fotoprotector solar con el objetivo de proteger tu piel del sol. Pero, en la mayoría de los casos, suele ser bastante habitual que, o bien lo utilicemos mal, o bien no tendamos a cuidar nuestra piel como habitualmente lo hacemos.

Cómo cuidar la piel tras haber tomado el sol

Por ello es muy importante saber cómo debemos cuidar la piel después de haber tomado el sol, ya que ésta suele resecarse y deshidratarse más fácilmente durante esas horas, y con el paso de los años pueden aparecer manchas, pecas o arrugas.

Cuidados básicos al llegar a casa

Date un baño con gel de pH neutro

Con el fin de eliminar rastros de impurezas, como por ejemplo el salitre de mar o el cloro de la piscina (que pueden resultar poco adecuados para la correcta salud de nuestra piel), lo primero que debemos hacer al llegar a casa es darnos un baño.

Para ello, es aconsejable utilizar un gel corporal de pH neutro, el cual tiende a ser más respetuoso con la salud de nuestra piel. También puedes darte un baño de aceites esenciales, lo que ayudará a hidratar tu cuerpo y a la vez te aportará cualidades relajantes, ideal para descansar mejor tras haber tomado el sol durante el día.

Utiliza cremas aftersun

Aunque no es conveniente ni recomendable abusar de ellas, las cremas aftersun son cremas específicas para utilizar sobre nuestra piel después de haber tomado el sol. De hecho, suele ser muy común que muchas personas sólo las utilicen cuando se han quemado. Pero es un error, ya que el aftersun debe utilizarse de forma regular siempre que hayamos estado expuestos al sol, dado que nos ayuda a hidratar nuestra piel rápidamente.

¿Y si me he quemado?

Si te has quemado es probable que no hayas utilizado el fotoprotector solar como deberías, o que te lo hayas aplicado pocas veces. En caso de ser así, lo mejor es seguir los siguientes pasos básicos:

  1. Enfría la zona con ayuda de una ducha o baño de agua templada.
  2. Aplícate crema aftersun por toda la piel, sobretodo en las zonas donde te hayas quemado.
  3. Una vez la crema aftersun haya sido absorbida, es conveniente que te apliques crema hidratante, preferiblemente rica en vitamina E y que a su vez tenga áloe vera.

Quemadura solar

Si no tienes crema aftersun ni crema hidratante, puedes aplicarte sobre la zona de la quemadura una infusión fría elaborada con manzanilla.

Imágenes | Scott Ableman / Kelly Sue DeConnick

Temas:
También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *