Lociones

Cómo hacer una loción de manzanilla

La loción de manzanilla ayuda a calmar las pieles irritadas, así como la piel inflamada. Descubre cómo hacerla fácilmente en casa con esta receta de belleza natural.

Es bastante probable que, en algún momento, hayas utilizado la manzanilla para elaborar una infusión medicinal. Lo cierto es que nos encontramos sin duda alguna ante una de las plantas con acción medicinal más conocidas y populares, gracias a su acción digestiva, calmante, antiinflamatoria, antiséptica, aromática, sedante, antiespasmódica y tónica. Es conocida también popularmente con el nombre de camomila, mientras que su nombre científico es chamomilla matricaria o matricaria chamomilla L. Se trata de una planta fácilmente reconocible por sus flores blancas tan características, aunque es cierto que al pertenecer a la familia de las margaritas, y en realidad parecerse mucho a ellas, es muy habitual que ambas sean confundidas.

Desde un punto de vista tanto medicinal como curativo, la manzanilla especialmente buena para: ayudar en digestiones pesadas y aliviar los gases y flatulencias, es un excelente calmante y un maravilloso tranquilizante de los nervios al actuar como sedante suave, actúa como un diurético suave y es útil en el tratamiento natural de la gota, la sinusitis, la artritis, el asma y la gripe.

Loción de manzanilla

Pero si hablamos de los beneficios de la manzanilla para la piel, sus cualidades curativas son igualmente interesantes: es un maravilloso antiinflamatorio de la piel, aporta propiedades antimicrobianas y funguicidas y además ayuda naturalmente a la cicatrización de las heridas leves. Por otro lado, actúa como descongestionante de la piel y ayuda a calmar las irritaciones.

Teniendo todo esto en cuenta, no hay duda que es sumamente interesante saber de qué forma podemos disfrutar de las distintas cualidades de la manzanilla para la piel. Una opción especialmente útil es hacer una loción de manzanilla, muy beneficiosa para el cuidado natural de la piel. Te explicamos cómo elaborarla.

Ingredientes, ¿qué necesitas?:

  • 4 bolsitas de manzanilla (o 4 cucharaditas de flores de manzanilla secas)
  • 2 cucharadas de hamamelis (maravilla)
  • 1 taza de agua

Pasos para hacer la loción de manzanilla:

  1. Pon en un cazo el equivalente a una taza de agua y lleva a ebullición.
  2. Cuando el agua empiece a hervir añade las bolsitas o las cucharaditas de manzanilla y el hamamelis, y deja hirviendo 3 minutos.
  3. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo otros 5 minutos para hacer una infusión bien fuerte.
  4. Luego cuela, reserva en una botella de vidrio cerrada y guarda en la nevera.

manzanilla

Cómo usar la loción de manzanilla

Al guardar esta loción en la nevera o refrigerador conseguimos aumentar sus cualidades antiinflamatorias, de manera que se convierte en una opción ideal para eliminar y reducir las rojeces de la piel, así como para aliviar la inflamación.

Para aplicártela sólo debes empapar un algodón con esta loción fría y aplicarla sobre el rostro y sobre aquellas partes de tu piel en las que desees disfrutar de sus beneficios. Deja actuar, hasta que la loción se seque.

Si quieres aprender a hacer más recetas de belleza con manzanilla para disfrutar de sus cualidades, a continuación te expongo algunas opciones naturales más:

Imágenes | Tory / grassrootsgroundswell

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *