Consejos naturales

Cómo limpiar la piel normal con yogur y fresas

Descubre cómo hacer un remedio natural para de yogur con fresas, ideal para limpiar la piel normal de forma totalmente natural, fácil y efectiva.

Una piel normal se caracteriza por ser una piel que tiene un aspecto de piel flexible, fina, tersa y muy suave, siendo muy agradable tanto a la vista como al tacto. Por este motivo, suele ser una piel que se suele comparar mucho con la piel de los niños, al ser muy suave al tacto y no presentar prácticamente ningún tipo de problema.

Para su cuidado, por el día es adecuado lavar la piel del rostro con el mismo jabón que hemos utilizado por la noche, y proteger la piel con una crema de día. Luego, en caso de utilizar maquillaje, para retirar los restos basta con utilizar leche de almendras limpiadora y un algodón impregnado de tónico suave dando toquecitos o golpecitos en toda la cara. Mientras que, para su cuidado por la noche, es fundamental el uso de agua y jabón neutro, aclarando al final con agua fría para conseguir estimular el riego sanguíneo.

Cómo limpiar la piel con yogur y fresas

Si deseas limpiar la piel normal de forma natural y completamente diferente, aportando cualidades suavizantes y tonificantes, una opción adecuada es utilizar yogur natural y fresas. Te explicamos los ingredientes que te hacen falta y cómo hacerlo fácilmente en casa.

Como verás a continuación, tanto los pasos para elaborar el remedio como los que deberás seguir para limpiar el rostro son sumamente sencillos y fáciles.

Ingredientes que necesitas:

  • 1 fresa
  • 2 cucharadas de yogur natural entero
  • 2 gotas de aceite esencial de lavanda

Pasos para hacer el remedio para limpiar la piel con yogur y fresa:

  1. Lava bien la fresa y tritúrala o machácala con ayuda de un tenedor, hasta que se haga puré.
  2. En un bol o cuenco mezcla la fresa triturada con el yogur.
  3. Incorpora el aceite esencial de lavanda en las cantidades indicadas (2 gotitas) y mézclalo todo bien.

Cómo limpiar la piel con el remedio de yogur y fresas

En realidad es sumamente sencillo. Tan sólo tienes que humedecerte la piel del rostro con un poco de agua tibia, ponerte un poco de la mezcla en los dedos y aplicar sobre el rostro, dándote para ello un masaje suave durante 2 minutos.

Finalmente enjuágate bien la piel con agua fría, para estimular el riego sanguíneo de forma natural.

Imagen | Janine

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *