Consejos naturales

Cómo usar la arcilla

Usos del barro

¿Cómo usar la arcilla? Descubre los diferentes usos del barro, ideales para poder disfrutar de sus diferentes beneficios y propiedades en la piel.

usos de la arcillaLa arcilla (también conocido con el nombre popular de barro) es un elemento de origen natural constituido por minerales en forma de granos. Desde tiempos muy lejanos hasta el día de hoy, la arcilla era y continúa siendo utilizada por sus diferentes beneficios medicinales y embellecedores de la piel.

En la actualidad puedes encontrar diferentes tipos de arcilla, que dependiendo de su contenido en minerales y determinados compuestos, varía su color y también sus diferentes beneficios y propiedades sobre la piel. Las más interesantes son la arcilla blanca, arcilla roja, arcilla amarilla y arcilla verde.

No hay duda que uno de los principales usos de la arcilla es su aplicación externa sobre la piel, gracias a sus cualidades antibacterianas, antisépticas, desinfectantes, cicatrizantes, regeneradoras y desintoxicantes.

Principales usos de la arcilla

Uno de los principales usos de la arcilla es como producto natural aplicado externamente sobre la piel. Existen diferentes opciones sencillas y fáciles de aplicar en casa, que te indicamos a continuación:

  • Baños de arcilla: son interesantes para descansar la piel, e incluso para ayudarnos a relajar nuestro organismo tanto a nivel físico como mental. Su aplicación es sencilla: colocar en una bañera de 5 a 10 kilos de arcilla en agua caliente, y darnos un baño de duración máxima de 30 minutos.
  • Cataplasmas de barro: es una opción sencilla a la hora de aplicar la arcilla sobre la piel pero de manera indirecta. Para ello, debes cubrir tu piel con un trozo de tela o gasa, y agregar luego el barro, que puedes preparar con agua, esencias o aguas terapéuticas.
  • Emplastos de barro: los emplastos son una opción sencilla de disfrutar de las diferentes virtudes y beneficios de plantas y hierbas machacadas, sobre la piel. En el caso de la arcilla, es tan sencillo como aplicarla directamente sobre la zona de la piel que desees tratar.

Imagen | Diana Robinson

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *