Cremas

Crema de salvia para los labios

Descubre cómo hacer una crema labial de salvia a base de aceite de salvia, de almendras dulces y hojas secas de esta maravillosa planta. Ideal para tus labios.

Son varias las afecciones y problemas que pueden afectar a la salud de los labios. Uno de los más habituales son los conocidos como labios cortados, una afección de hecho muy común que supone la aparición de labios resecos y agrietados. Las causas tienen relación con la exposición al sol o al frío, la humedad y el viento. Aunque también existen otras condiciones relacionadas, como por ejemplo fumar, desórdenes en la piel, la deshidratación, infecciones y calenturas.

Una opción útil a la hora de curar los labios y de mantenerlos protegidos es optar por productos naturales que ayudan muchísimo en este sentido. En este caso, por ejemplo, ya te hemos hablado sobre cómo hacer un protector de labios de manteca de cacao, y de cómo hacer protector de labios fácilmente y en casa.

Crema de salvia para los labios

En esta ocasión te proponemos los ingredientes y los pasos necesarios para hacer una maravillosa crema labial de salvia.

Qué necesitas para hacer crema labial de salvia

  • 4 gotas de aceite de salvia
  • 3 cucharaditas de aceite de almendras dulces
  • 1 cucharadita de salvia seca
  • 1 cucharadita de cera virgen (rallada)
  • 3 cucharaditas de agua de rosas

Cómo hacer la crema de salvia para los labios

  1. Pon en un cazo el aceite de almendras dulces y la cera virgen. Calienta lentamente hasta que ambos ingredientes se fundan.
  2. Añade ahora la salvia seca. Remueve bien con ayuda de una cuchara de madera.
  3. Tapa el cazo y deja que hierva a fuego lento durante 5 minutos.
  4. Retira el cazo del fuego y deja en reposo 2 horas.
  5. Vuelve a poner el cazo en el fuego y calienta a fuego suave.
  6. Cuela.
  7. Añade ahora el agua de rosas, y vuelve a remover, volviendo a calentar en el fuego.
  8. Añade el aceite de salvia y remueve.
  9. Retira del fuego y deja que se enfríe.
  10. Listo, ya está lista para aplicar.

Imagen | Leonora Enking

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *