Curiosidades

¿Cuando sudamos por qué olemos mal?

Siempre que sudamos tendemos a oler mal, pero ¿sabes por qué el sudor causa mal olor? Te lo descubrimos en este interesante artículo.

Podemos sudar por múltiples causas: durante la práctica deportiva cuando hacemos ejercicio físico, ante un día caluroso donde las temperaturas son elevadas, ante determinadas situaciones que nos causan estrés o nerviosismo… Son muchas las situaciones que pueden provocar que sudemos. Y aunque en realidad muchos piensan que sudar es algo poco higiénico y suele ser visto como un problema, la realidad es que nos aporta muchos beneficios: es útil para controlar la temperatura de nuestro cuerpo, ayuda a nuestro organismo a eliminar las distintas toxinas acumuladas, y mantiene un adecuado equilibrio químico en nuestro organismo.

Sin embargo, cuando el sudor provoca mal olor es el momento en el que sí es visto como un auténtico problema. Se trata, no obstante, de algo absolutamente normal y cotidiano, propio del día a día, sobre cual queremos hablarte en esta ocasión.

Sudor

En la dermis, que es la capa de la piel que se encuentra situada bajo la epidermis (y firmemente conectada a ella), tenemos más de 2,5 millones de glándulas sudoríparas las cuales se dividen en dos tipos: las glándulas ecrinas, que son las situadas sobre todo en las palmas de las manos y las palmas de los pies, y las glándulas aprocinas, situadas en las axilas, el pubis, bajo el pliegue de los pechos y en el perineo.

Como de buen seguro sabrás, las glándulas sudoríparas se encargan de expulsar el agua sobrante de nuestro organismo. Pero, ¿por qué cada vez que sudamos olemos tan mal?.

Debemos tener en cuenta que, por sí solo, el sudor no presenta ningún tipo de olor. Sin embargo, cuando el sudor entra en contacto con las bacterias que se encuentran alojadas en la superficie de nuestra piel o con el vello corporal es cuando adquiere ese peculiar y “molesto” olor. De hecho, las zonas donde encontramos las glándulas apocrinas son las que tienden a desprender un peor olor.

Aunque ese mal olor suele estar asociado al mantenimiento de una falta de higiene, lo cierto es que determinadas comidas o alimentos (como por ejemplo es el consumo de un exceso de especias) o el consumo de algunos medicamentos pueden influir en el mal olor del sudor. También podemos mencionar la presencia del trastorno conocido como bromhidrosis, que causa mal olor corporal cuando el cuerpo desprende sudor.

Imagen | Ryan Hyde

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *