unas-encarnadas En anteriores artículos hemos conocido algunos trastornos habituales de los pies, que de forma más o menos habitual tienden a repercutir no sólo en su propia salud en sí, sino en la propia belleza de los mismos.

Así, por ejemplo, hemos sabido por qué se forman los callos en los pies, a la par que también hemos conocido algo más sobre las molestas ampollas en los pies.

Otro de los problemas habituales, que generalmente podemos encontrar en los pies, son las molestas y dolorosas uñas encarnadas. Hoy te explicamos qué son y por qué se producen.

Uñas encarnadas, ¿por qué se producen?

Las uñas encarnadas, lejos de pensar que es un molesto problema de salud, viene a ser la respuesta que, el organismo, tiene ante una agresión.

En este sentido, cuando la uña encuentra un tope en la carne, de manera que no puede seguir creciendo, por lo que tiende a reaccionar con una inflamación. Pero si continúa creciendo, además de inflamación se podría producir una infección.

Curar las uñas encarnadas: remedios y tratamientos

A la hora de curar las uñas encarnadas, lo más recomendable es tratar siempre de mantener unas medidas higiénicas sencillas, como es el correcto lavado, secado, y corte de las uñas. De esta manera evitaremos que el trastorno se agrave.

Por suerte, actualmente existen tratamientos alternativos y remedios que ayudan para no recurrir a una medida que puede ser considerada como la más drástica: quitar la uña.

Cómo evitar su molesta aparición

Para evitar la aparición de las molestas uñas encarnadas, lo más recomendable es seguir las siguientes recomendaciones básicas:

  • Usa siempre zapatos cómodos.
  • Corta las uñas en línea recta.
  • Si observas manchas, fracturas o color amarillento en las uñas, lo más recomendable es consultar con un podólogo.
  • Mantén una buena salud higiénica.

Imagen | christofho (Stock.Xchng)

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *