Belleza Consejos naturales Curiosidades Piel Salud Trucos Utilidades Varios

¿Dónde hacerme el piercing?

piercing Aunque desde hace ya un buen tiempo, en la actualidad el piercing está de moda, ya que cada vez son más los jóvenes que tienden a ponerse uno en su cuerpo.

El piercing es un accesorio que tiene diferentes formas, materiales y tamaños, los cuales se insertan en cualquier zona del cuerpo con un objetivo claramente estético.

Son varios los materiales que se utilizan en su elaboración, destacando el titano, acero quirúrgico, oro, plata, niobio y plástico acrílico.

Pero si en algún momento te has planteado la posibilidad de ponerte un piercing en la piel, seguramente te habrás hecho la siguiente pregunta: ¿dónde hacerme un piercing?.

¿Dónde ponerte un piercing?

  • Oreja
    Es el lugar más utilizado. A la hora de perforar, destacan el cartílago o el lóbulo, al estar poco vascularizados, por lo que sale poca sangre. Eso sí, se debe tener en cuenta que en caso de producirse una infección, es mucho más difícil de curar. A la hora de hacer la perforación, lo más recomendable es limpiar los orificios y el pendiente con agua y jabón neutro (lejos de lo que pueda pensarse, nunca con agua oxigenada o alcohol).
  • Ceja
    Pueden utilizarse barras curvas o rectas y anillos. Las curas deben mantenerse durante dos meses, al ser la zona que presenta un elevado riesgo de infección. Aunque de manera excepcional, en esta zona se puede producir una parálisis nerviosa, sobretodo si el piercing se coloca en mal lugar, o lo hace alguien no experimentado.
  • Nariz
    Es otra de las zonas preferidas por los más jóvenes. Lo menos aconsejable es colocar aros de entrada, ya que tienden a ejercer presión en la zona de la nariz, dificultando su curación. No es recomendable que el aro de entrada se ponga antes del mes y medio de perforación.
  • Ombligo
    Al igual que la oreja o la nariz, es otro de los lugares preferidos, en este caso por las más jóvenes. Es preciso tener en cuenta que la herida tarda mucho tiempo en curar, en algunos casos más de tres meses. Los cuidados deben ser diarios.
  • Labios
    Para evitar que la pieza produzca rozaduras muy molestas en dientes o encías, el especialista debe estudiar la conformación de la boca. Para mantener la higiene y los cuidados, es recomendable utilizar por dentro enjuagues con colutorios con clorhexidina.
  • Lengua
    Es uno de los lugares de mayor riesgo, ya que además de poder provocar hemorragias al ser un órgano muy vascularizado, puede dañar las piezas dentales, y favorecer la aparición de caries, aunque su curación es bastante rápida.

Imagen | Hector Landaeta
Más información | Los peligros del piercing (El Mundo)

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *