Jabones

Jabón de leche de cabra: cómo hacerlo en casa

Con leche de cabra puedes hacer en casa un jabón casero ideal para cuidar la piel y limpiarla de forma totalmente natural. Descubre qué ingredientes necesitas y los pasos a seguir.

La leche de cabra ha sido utilizada como artículo o producto de belleza desde tiempos milenarios, en esa época era muy frecuente sobre todo en las mujeres los baños en leche, sobre todo en Egipto y Roma. A partir de esta maravillosa leche podemos preparar también jabón de leche de cabra. Se trata de un jabón que supone un alivio para calmar y curar diferentes afecciones que en la piel pudiéramos padecer.

Este jabón además es apropiado para el cuidado de pieles sensibles o alérgicas. Quizás te preguntes la razón por la cual esta leche es tan beneficiosa. La leche de cabra es apta para el consumo de todas las edades incluido los lactantes, siempre y cuando no se presenten alergias o intolerancias.

Receta de jabón de leche de cabra

Por lo general la leche de cabra es bien tolerada, resultando de más fácil digestión que la leche de vaca y contribuye a prevenir el estreñimiento ya que favorece el buen funcionamiento del tránsito intestinal.

Si estas interesado en probar algún jabón elaborado con leche de cabra puedes conseguirlo en tiendas de cosmética, herbolarios, parafarmacias, algunas farmacias.

Si acaso te gustan los jabones artesanales, podemos hacer un jabón casero, no resulta nada difícil y a la vez supone un entretenimiento.

La leche de cabra hay que congelarla previamente y descongelarla antes de elaborar el jabón. Este proceso previo de congelación y descongelación dará estabilidad haciendo que la leche resulte menos vulnerable al mezclarla con la sosa caustica.

¿Cómo hacer jabón casero de leche de cabra?

Antes de comenzar a elaborar el jabón de leche de cabra debemos tener a nuestra disposición los siguientes materiales:

  • Gafas para proteger los ojos.
  • Guantes.
  • Mascarilla.
  • Cubo o un recipiente solo de material plástico.
  • Cuchara de madera para remover o palo de madera.
  • Molde de silicona o plástico para darle forma al jabón.

Ingredientes:

  • 250 ml. de leche de cabra pasteurizada (leche comercial).
  • 850 ml. de aceite de oliva virgen extra.
  • 107 gr. de sosa caustica preferentemente en escamas.
  • Unas gotas de esencia de algún aroma preferido, lavanda, romero, azahar, rosas.

leche-cabra-jabon

Elaboración:

– Comenzamos vertiendo la leche de cabra en el recipiente elegido y le agregamos la cantidad de sosa caustica para ir haciendo la mezcla.

– Con precaución vamos removiendo hasta que se disuelva la sosa caustica en su totalidad.

– Es aconsejable ponerse mascarilla para evitar inhalar los vapores de la sosa caustica.

– Procura hacerlo en un espacio amplio y sí tiene ventanas mejor abrirlas.

– Notarás como la mezcla se calienta debido a la reacción de la sosa caustica.

– Dejamos enfriar.

– Calentamos el aceite de oliva hasta que alcance una temperatura entre 35 º C y 40 º C.

– Una vez alcanzada la temperatura añadimos el aceite y removemos bien.

– Añadimos a la mezcla unas gotitas de la esencia que hayamos elegido.

– En este momento volvemos a batir bien hasta que haya cuajado.

– A continuación vertemos la mezcla en los moldes, dejamos enfriar y lo conservamos tapado dos días.

– Extraemos el jabón del molde.

– Dejamos reposar antes de comenzar a usarlo durante un mes.

Transcurrido el mes el jabón de leche de cabra ya estará listo para comenzar a utilizarlo y beneficiarnos de todas sus propiedades.

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *