Celulitis

Las hormonas y la celulitis

Las hormonas son una de las principales causas de la celulitis, de forma que cuando la mujer pasa por algunos momentos en los que se producen cambios hormonales ésta puede aparecer.

La celulitis es considerada como un problema estético que afecta a muchísimas mujeres. Habitualmente aparece en la adolescencia, a consecuencia de un aumento anómalo del volumen adiposos de los adipocitos (células que forman los depósitos de grasas), el cual obstaculiza la correcta circulación de los diferentes líquidos del organismo, estancándose y conllevando la alteración del tejido subcutáneo.

Aunque es posible prevenir la celulitis siguiendo algunos consejos básicos de salud, existen determinados factores que tienden a predisponer a su aparición, como pueden ser: factores tóxicos, constituciones, genéticos, posturales y hormonales.

Las hormonas como causa de la celulitis

En el caso de la relación casi directa que encontramos entre las hormonas y la celulitis, nos encontramos con que los periodos de mayor riesgo de su aparición en la mujer es precisamente en aquellos momentos en los que se producen “estallidos” hormonales: la pubertad, el embarazo y la menopausia.

Y es que la progesterona (la cual aumenta de forma periódica con el ciclo menstrual), los estrógenos, la prolactina (presente durante el embarazo) y la foliculina aumentan el riesgo de aparición de la retención de líquidos, favoreciendo la aparición de la celulitis.

Durante la menopausia, la mujer sufre dismenorrea, además de otras alteraciones como cambios generales del aspecto físico, aumento de peso, y una disminución tanto de la adrenalina como de la endorfina, lo que finalmente se traduce en una predisposición a pasar por estados depresivos. Como resultado se produce un agravamiento de la celulitis ya existente.

No obstante, sí es cierto que existe una buena noticia: si llegada a la menopausia la mujer no ha tenido celulitis hasta dicha etapa, es común que ya no aparezca a estas edades.

Imagen | LeonidasGR

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *