hidratar-piel-aspera Hidratar la piel áspera es sencillo siempre y cuando conozcas algunos trucos básicos que, de alguna u otra forma, puedan serte de gran utilidad, sobretodo para aquellas personas que tienden a tener la piel tan áspera como delicada.

Como podrás comprobar, son pautas y trucos sumamente sencillos y fáciles de seguir, que podrás elaborar y aplicarte por ti mismo/a cómodamente en casa y sin gastarte nada de dinero.

En este post daremos algunos consejos para hidratar la piel áspera de algunas zonas del cuerpo como pueden ser los codos, las rodillas, los talones e incluso las manos.

Trucos para la piel áspera

  • Necesitarás aceite de oliva, algodón, y piedra pómez: empaparás el algodón en el aceite y mojarás bien la zona a tratar para raspar con la piedra pómez en la zona del talón y las rodillas muy suavemente, intenta no hacerte daño y verás que conseguirás una piel mucho más suave, habitúate a realizar este truco todas las noches antes de dormir.
  • Para las manos y las rodillas hidrata bien las zonas ásperas con cremas hidratantes para pieles muy secas 2 o 3 veces al día, utiliza guantes para fregar y protégelas lo más que puedas sobretodo en épocas de invierno.
  • Los talones se cuarten y se desgastan más frecuentemente que muchas otras zonas del cuerpo por el calzado, por ello como hemos aconsejado en otro artículo, cúbrete la zona con vaselina y tápate los pies con calcetines antes de dormir, seguro que a la mañana siguiente tendrás unos talones suaves e hidratados.
  • Una mascarilla que consigue dar muy buenos resultados es la que se consigue mezclando limón y miel para así humedecer las manos o rodillas que tengamos ásperas, conseguirás excelentes resultados.

Hacer un comentario