Consejos naturales

¿Piel de naranja o celulitis?

¿La piel de naranja y la celulitis son el mismo trastorno estético y de salud? Descubre la verdad sobre ambas dolencias, que habitualmente tienden a ser muy confundidas.

piel de naranja y celulitisEs bastante común que la denominada como piel de naranja tienda a ser confundida con la celulitis, ya que es muy habitual que ambos términos se utilicen como sinónimos, aunque lo cierto es que son dos trastornos completamente diferentes.

Lo cierto es que ambos son dos trastornos estéticos que, en cierto sentido, más tienden a preocupar a muchas mujeres, ya que se convierten en dos problemas muy habituales y comunes. Pero aunque el sexo femenino, por su constitución y la debilidad de su tejido conectivo, tiende a sufrir mayormente estos dos problemas, también hay hombres que la padecen.

Aunque en bastantes ocasiones es habitual utilizar la palabra piel de naranja para nombrar a la celulitis, o viceversa, nos encontramos ante una expresión que ha ganado en popularidad en los últimos años, aunque se trate realmente de un error.

¿La piel de naranja y la celulitis consisten en el mismo trastorno?

Como te indicábamos en las líneas anteriores, aunque es común confundirlas, no se tratan del mismo trastorno o problema.

Por un lado, la celulitis consiste en la acumulación de tejido adiposo en determinadas zonas del cuerpo, lo que causa la aparición de nódulos adiposos de grasa, y también de toxinas.

Aparece como consecuencia de una alteración de la circulación de la capa grasa de nuestra piel (hipodermis). Cuando esto se produce, el tejido graso aumenta, de forma que las paredes se engrosan y terminan por formar hoyuelos. Es decir, es una infección de la capa subdérmica.

Mientras que la piel de naranja consiste en tejido graso subcutáneo que se acumula hasta presionar y sobresalir entre las diferentes fibras de tejido conectivo, lo que termina por formar una especie de red a modo de pequeños bultos.

Imagen | fdecomite

Temas:
También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *