breve En la tercera edad (vejez), muchas personas tienen una mayor propensión a sufrir piel seca, debido principalmente a una reducción no sólo en actividad, sino en número de las glándulas sebáceas.

También esta propensión se debe a una mayor disminución de la transpiración, lo que puede causar irritación y picazón.

En este sentido existen consejos básicos a seguir que te permiten saber cómo cuidar la piel seca.

En cualquier caso, muchos expertos recomiendan tratar la piel seca en la tercera edad con cremas emolientes, así como no mojar demasiado la piel con frecuencia con jabones para no destruir con ellos el manto graso que protege la piel.

Para proteger e hidratar la piel, es recomendable beber de 2 a 3 litros de agua cada día, así como seguir una dieta equilibrada apoyada con suplementos alimenticios.

Con estos consejos básicos cuidaremos la piel, y las mantendremos en buenas condiciones.

Hacer un comentario