Salud

Por qué mantener una higiene adecuada es tan importante

Mantener una higiene adecuada es fundamental a la hora de disfrutar de una buena salud tanto física como estética y también mental. Te descubrimos por qué.

Cuando hablamos de higiene nos referimos fundamentalmente a aquella limpieza o aseo que llevamos a cabo cada día con el fin de conservar nuestra salud, así como de prevenir determinadas enfermedades. Es decir, podríamos relacionarla como una forma más de estar sano y de sentirnos saludables. A lo largo del día tendemos a sudar, produciéndose mal olor fundamentalmente en las axilas (aunque también en otras partes del cuerpo). También tendemos a tener más grasa en la piel y en el cabello, aunque esto dependerá en definitiva de cada persona.

¿Por qué es adecuado mantener una higiene correcta? Fundamentalmente para eliminar gérmenes, utilizándose para ello jabón, champú y agua. Aunque también es importantísimo mantener una adecuada higiene para que nuestra piel esté limpia e hidratada, algo vital sobre todo si tenemos en cuenta que la piel es una barrera que nos protege de posibles infecciones.

Higiene

Podemos establecer dos cuestiones básicas por las que es tan importante mantener una higiene adecuada cada día. Por un lado, al estar libres de olores desagradables que puedan incomodar a los demás (como por ejemplo el sudor), tendemos a sentirnos mucho más seguros de nosotros mismos, algo fundamental para mantener unas buenas relaciones sociales.

Por otra parte, tampoco podemos olvidarnos tanto de nuestra propia salud como de nuestra propia estética. Por salud porque al mantener una higiene óptima conseguimos eliminar de nuestra piel los gérmenes, mientras que por estética nos ayuda a mantener una buena imagen corporal.

Cómo mantener una higiene adecuada

Es aconsejable ducharnos todos los días, así como lavarnos con agua y jabón todas las partes de nuestro cuerpo (salvo el cabello o el pelo, sobre el que deberemos utilizar champú). Más aún, en caso de haber practicado algún tipo de actividad física o incluso aunque no lo hayas hecho pero sí has sudado, es conveniente ducharte después de ello. Eso sí, cada vez que te bañes o te duches es imprescindible secarte bien la piel, sobre todo en los pliegues y en los pies.

Si eres mujer es fundamental no utilizar jabón en las partes íntimas dado que tiende a destruir la flora intestinal. Lo más recomendable es utilizar un jabón específico para la zona genital. Además, para evitar la aparición de infecciones es vital secarse muy bien.

Productos comunes en la higiene

Lavar habitualmente tanto tu cara como tu cuello es útil para reducir la grasa, evitar las espinillas y aliviar las molestias y síntomas cuando existe un exceso de acné. También es recomendable limpiar diariamente las uñas, en especial por dentro con ayuda de un cepillo, donde se tienden a acumular mucha suciedad y gérmenes.

El uso de desodorante en las axilas es siempre aconsejable. En este sentido, lo mejor es utilizar siempre un desodorante sin alcohol elaborado con ingredientes naturales.

Imágenes | Arlington County / J B

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *