Curiosidades

¿Qué es el yodo blanco? Sus principales usos en belleza y cosmética

El yodo blanco es un producto natural muy utilizado en belleza y cosmética, pero ¿cuáles son sus principales usos y para qué sirve? Te lo explicamos.

El yodo blanco es también conocido con el nombre de yodo incoloro, el cual forma parte de la familia de los elementos halógenos. Como de buen seguro sabrás, el yodo consiste en un elemento químico esencial para el adecuado y correcto funcionamiento de nuestro organismo. Más aún, entre sus funciones principales nos encontramos fundamentalmente con que es el responsable del correcto equilibrio de la actividad de la tiroides, una pequeña glándula con forma de mariposa que encontramos situada en la parte anterior y superior de la tráquea (justo encima de la clavícula), la cual segrega hormonas que influyen tanto en el metabolismo como en el crecimiento.

Dado que nuestro organismo utiliza en realidad muy poca cantidad de yodo, como manifiestan muchos médicos y expertos en salud, tiende a ser muy dañino cuando se consume de forma directa, especialmente cuando no se controlan las cantidades que se consumen ya que puede causar un efecto mucho más complejo y destructivo de la tiroides, ocasionando la aparición de hipertiroidismo y además aumentar el riesgo de sufrir cáncer de tiroides. De ahí que sea el médico endocrino quien deba dictaminar si es necesario tomar algún suplemento de yodo, y sobre todo prescribirlo indicando en qué cantidades.

Yodo blanco

Por todo ello, el yodo blanco se utiliza sobre todo de manera externa, gracias especialmente a las diferentes cualidades que aporta tanto para la piel como para las uñas e incluso para el cabello, por lo que su uso en realidad tiende a ser tan amplio como diverso.

Los principales usos del yodo blanco de forma externa

Para la piel

Es bastante posible que en algún momento hayas ya utilizado el yodo tradicional (de color marrón anaranjado) cuando sufrías alguna magulladura o herida, gracias a sus cualidades antisépticas cuando es utilizado de forma tópica. Esta cualidad la comparte también con el yodo blanco, con una diferencia: al ser incoloro no mancha como sí ocurre con el yodo tradicional.

Ayuda a prevenir infecciones, sobre todo cuando es aplicado sobre cortes de heridas y quemaduras leves o pequeñas.

Para las uñas

Se utiliza tradicionalmente en caso de uñas débiles y quebradizas, las cuales tienden a romperse con muchísima facilidad debido a diferentes causas (siendo las más comunes los déficits nutricionales o la utilización regular de determinados productos químicos dañinos para la adecuada salud de las uñas).

Usos del yodo blanco

Cuando se utiliza un poco de yodo blanco sobre la punta de las uñas, tanto en su parte superior como inferior, durante al menos dos semanas ayuda a fortalecer las uñas débiles y que se quiebran con facilidad.

Para el cabello

Además de aportar beneficios sobre la piel y las uñas, también aporta interesantes propiedades cuando es utilizado sobre el cabello. En particular, se ha utilizado comúnmente de forma tópica como tratamiento para la alopecia areata, que se asocia a la pérdida del cabello.

En estos casos se recomienda aplicar yodo blanco una vez al día sobre la zona donde este tipo de alopecia haya aparecido, durante al menos cuatro semanas.

Imágenes | ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *