Consejos naturales

Qué es un baño seco

El baño seco es un tipo de baño en el que no se utiliza agua, y sí un cepillo con mango o una esponja natural. Descubre qué es y en qué consiste.

Seguramente que cada día tiendes a ducharte o a bañarte, utilizando para ello agua (ya sea tibia, fría o caliente), y tu champú y gel favorito. Pero ¿sabías que existe un tipo de baño en el que no se utiliza el agua, y que puede ser aplicado precisamente antes de la ducha o del año con agua? Es conocido con el nombre de baño seco.

Como su propio nombre indica, el baño seco consiste en cepillar todas las partes del cuerpo por debajo del cuello, utilizando para ello un cepillo con mango o bien una esponja natural, la cual se usa con el objetivo de masajear el cuerpo en seco, y frotando suavemente aquellas zonas más blandas y delicadas.

Baños secos

Aporta interesantísimos beneficios, ya que si se realiza de forma regular no solo liberas la piel de células muertas, toxinas, impurezas y desechos. También es útil para estimular la circulación sanguínea.

El mejor momento para realizar el baño seco es siempre por la mañana, tras levantarte. Para ello, debes preparar una esponja natural o un cepillo con mango y sin mojarte antes el cuerpo masajearlo en seco, frotándote la piel suavemente.

Eso sí, es aconsejable que tengas cuidado con las partes blandas, como por ejemplo el estómago y los lados externos tanto de los brazos como de las piernas.

En lo que se refiere a la duración del baño seco, es recomendable que éste tienda a durar entre 5 a 10 minutos.

Una vez termines es aconsejable aplicarte un aceite ligero, dejándolo actuar entre 10 a 15 minutos antes de retirarlo, frotándote firmemente con ayuda de una toalla.

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *