Protección de la piel

Qué hacer cuando se cae la piel por quemadura del sol

¿Cómo actuar y qué hacer cuando la piel se cae por quemaduras solares? Descubre qué consejos y recomendaciones básicas debes seguir para cuidar y proteger tu piel, evitando que se pele.

Las quemaduras solares son en realidad muy peligrosas, dado que son el signo o síntoma que demuestra que nuestra piel se ha quemado al tomar el sol en la playa o en la piscina (o incluso por haber pasado mucho rato fuera de casa, al sol, sin necesidad de estar tumbados), y no la hemos protegido debidamente.

Lo cierto es que nos encontramos ante una consecuencia a evitar, principalmente por algo muy sencillo: proteger la piel es fundamental a la hora de prevenir el cáncer de piel, así como otros problemas relacionados con la mala protección de la piel, como por ejemplo el envejecimiento prematuro.

¿Qué hacer cuando se cae la piel por quemaduras solares?

Uno de los síntomas que provocan las quemaduras solares es el característico color rojizo provocado por el enrojecimiento de la piel que al presionarla se torna más claro para volver de nuevo rápidamente a dicho color, además de las molestias y dolores propios de la quemadura. Sólo en casos graves pueden producirse escalofríos, dolor de cabeza, náuseas, fiebre y malestar de estómago.

Cuando la piel se cae por una quemadura del sol

Suele ser bastante habitual que tras la quemadura solar la piel se “pele”. Así lo llamamos popularmente, y así es como se conoce por parte de muchas personas, pero en realidad lo que se produce es una descamación de la piel.

Y es que la quemadura lo que provoca en definitiva es que ciertas zonas de la zona más superficial de la epidermis se desprendan. Sus causas son bien claras: el exceso de sol, y la falta de protección de la piel adecuada.

¿Qué hacer cuando se cae la piel por las quemaduras de sol?

  • Hidrátate correctamente, tanto a nivel interno como externo: es imprescindible para evitar que la piel se te pele, y fundamental para mantenerla saludable durante los meses de mayor calor. Es aconsejable beber al menos dos litros de líquidos al día (agua, zumos naturales y el propio líquido de los alimentos), además de hidratar tu piel debidamente. ¿Sabías que las pieles secas tienden a quemarse con mucha más facilidad?.
  • Utiliza aftersun: como de buen seguro sabrás, es el producto ideal para aliviar y calmar la piel después de haber tomado el sol, ya que previene quemaduras y además evita la propia caída de la piel. El motivo: sus ingredientes aportan efectos hidratantes y calmantes.
  • Aplícate crema hidratante: si ya te has quemado, una opción adecuada de evitar que la piel se caiga, además de aplicarte aftersun, es utilizar tu crema hidratante habitual.
  • Evita arrancarte la piel: podrías hacerte mucho más daño, causándote heridas. En caso de que no puedas evitar que la piel se caiga, lo mejor es que tengas paciencia y dejar que se caiga sola.

Imagen | thinboyfatter

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *