La salud de los pies

Qué son los juanetes

Descubre qué son los juanetes y en qué consisten, por qué aparecen y qué tratamientos se siguen habitualmente para su eliminación.

Aunque popularmente son conocidos con el nombre de juanetes, ¿sabías que originalmente, su nombre médico es hallux valgus? Consisten en una protuberancia visible en el dedo gordo del pie, que habitualmente y según va avanzando produce dolor, molestias y dificultades para que la persona se calce correctamente.

Explicado de forma médica, podemos decir que consiste en la desviación medial de la cabeza del primer metatarsiano y la aproximación del dedo gordo del pie hacia el resto de los dedos. Habitualmente no solo causa dolor y molestias, sino que puede incluso causar la superposición de los dos primeros dedos del pie.

juanetes

Se trata de un problema que afecta a la primera articulación metatarso-falángica –o medial-, la cual corresponde a la unión del primer metatarso (el hueso que forma parte del empeine), con el primer hueso del dedo gordo del pie.

¿Cuáles son sus causas?

Fundamentalmente existen tres tipos de juanetes, de manera que sus causas las podemos diferenciar en función del tipo que haya ocasionado su aparición:

  • Juanetes congénitos: tienden a ser casos raros. Son en realidad anomalías congénitas de la articulación interfalángica del primer dedo.
  • Juanetes adquiridos: son aquellos que aparecen con la edad, y en ella intervienen diferentes factores (la herencia, la edad, el sexo, malos ajustes de los zapatos y diferentes trastornos y enfermedades, como por ejemplo es el caso del pie plano).
  • Juanetes patológicos: asociados sobretodo a la deformidad metatarsofalángica, la cual aparece especialmente en casos de gota o artritis reumatoide.

¿Qué síntomas produce?

Fundamentalmente el juanete tiende a causar los siguientes síntomas:

  • Dolor e inflamación que empeora con el movimiento.
  • Molestias.
  • Dificultades para calzarse.
  • Problemas estéticos.

¿Cómo se trata?

El tratamiento puede ser fundamentalmente de dos tipos:

  • Tratamiento conservador: se administran sobretodo medicamentos que persiguen el objetivo de reducir los síntomas. Habitualmente se utilizan antiinflamatorios para reducir la inflamación, y analgésicos para disminuir el dolor. También se recomienda cambiar el calzado para evitar el roce del zapato con el propio juanete.
  • Tratamiento quirúrgico: depende fundamentalmente de la intensidad de la deformidad, las anomalías anatómicas presentes y la existencia de diversos elementos patológicos.

Temas:

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *