Labios

Qué son los labios cortados

Si no sabes qué son los labios cortados y por qué aparecen, descubre en este artículo cuáles son sus síntomas y las causas que originan su aparición.

Existen diferentes condiciones que pueden afectar a la salud de los labios: el frío, el calor, la humedad… e incluso nuestro propio estado de salud. Una de las más populares y comunes son los conocidos como labios cortados, los cuales aparecen habitualmente como consecuencia de que la piel de los labios se reseca y se agrieta.

Como ocurre con otras partes del cuerpo, a diferencia de otras zonas de la piel, los labios no son capaces de protegerse con aceites naturales. De ahí que sean varias las causas que pueden influir en su aparición, siendo las más habituales la exposición al frío o al sol, el viento y la humedad, las calenturas, infecciones, desórdenes en la piel, deshidratación, deficiencias de vitaminas (como la vitamina A, B y C), y hábitos malsanos como fumar.

labios-cortados

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas que habitualmente aparecen son los siguientes:

  • Labios secos y agrietados.
  • Sensación de tener los labios cortados.
  • Pérdida de humectación de los labios.
  • Ligero dolor.
  • Sensación de sensibilidad en los labios.
  • Sangramiento.

¿Cuáles son sus causas?

Como decíamos anteriormente, sus causas pueden ser muy variadas. Las más comunes son:

  • Exposición al frío.
  • Exposición al calor.
  • Condiciones de viento y humedad.
  • Alergias a productos cosméticos.
  • Infecciones.
  • Deshidratación.
  • Determinadas enfermedades.
  • Uso frecuente de jabones.
  • Deficiencias nutricionales.
  • Hábitos como fumar.

¿Cómo aliviar los labios cortados?

Existen algunos consejos útiles que te ayudarán a la hora de aliviar las molestias y los síntomas causados por los labios cortados:

  • Aplícate un lápiz labial de manteca de cacao. También puedes aprender a hacerlo en casa.
  • Impregna un algodón con aceite de oliva y aplícatelo sobre los labios, dejando que el aceite penetre bien en ellos.
  • Aplica miel sobre tus labios y deja que se seque. Luego añade vaselina y deja que actúe durante 30 minutos. Luego limpia tus labios con ayuda de un paño empapado en agua tibia.
  • Aplica manteca de cacao sobre los labios, hasta dejar que se seque.

Imagen |  Andres Rodriguez

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *