Piel grasa

Qué tipo de esponja usar con la piel grasa

Las esponjas son útiles para limpiar la piel y mantener una higiene adecuada, pero ¿qué esponja utilizar cuando tienes la piel grasa? Te explicamos cuál es la mejor para ti.

La piel grasa se caracteriza fundamentalmente por tener una tendencia mayor de acumular sebo en exceso, lo que le aporta ese aspecto grasoso y brillante tan característico. De hecho, es común que este exceso de grasa sea más visible sobre todo en zonas del rostro como en la nariz, en la frente y en la barbilla.

Lo cierto es que se trata de un tipo de piel que no solo puede resultar antiestético, también tiene ciertas consecuencias negativas no solo en lo referente a la salud de la piel, sino a su vez en la salud del cabello. ¿Por qué? Fundamentalmente porque tiende a causar la aparición de granos (acné) y espinillas, además de cabellos con seborrea (o dermatitis seborreica, consiste en una inflamación crónica de la piel con muchas escamas y enrojecimiento).

esponja-piel-grasa

Cuidados naturales cuando tienes la piel grasa

Dependiendo del tipo de piel que tengas los cuidados a seguir diariamente no son los mismos. Por un lado, no es aconsejable abusar de los jabones dado que éstos tienden a resecar la piel y además suelen aumentar la cantidad de grasa en el rostro.

Lo más aconsejable es utilizar una loción astringente, que ayudan a la hora de reducir el exceso de grasa en la piel del rostro, a la vez que son útiles para reducir la aparición de impurezas y controlar la formación de espinillas.

Puedes utilizar mascarillas faciales especialmente pensadas para pieles grasas, como por ejemplo la mascarilla de yogurt o la mascarilla de miel, las cuales aportan nutrientes esenciales para la piel de tu rostro, pero no añaden más grasa a la piel.

Esponja de lufa

¿Qué esponja utilizar si tengo la piel grasa?

Si tienes la piel grasa y utilizas con cierta habitualidad una esponja corporal para limpiar la piel de tu cuerpo, es posible que no estés usando la más aconsejada o recomendada para tu tipo de piel.

En estos casos lo más recomendable es utilizar una esponja exfoliante, que ayude de manera positiva a la hora de eliminar el exceso de sebo. Un ejemplo interesante es la conocida como esponja de lufa, que se obtiene del fruto de la planta del mismo nombre y es considerada de muy alta calidad.

Imágenes | Ryan Hyde / Wikimedia

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *