Recetas de belleza

Salvado de avena para suavizar las manos: receta y usos

Tal y como ya te hemos comentado en varias ocasiones, cada vez que llega el otoño y el invierno (o lo que es lo mismo, cada vez que llegan la humedad y el aire frío) nuestra piel tiende a resecarse con demasiada facilidad. Esto puede ocasionar la aparición de molestas y dolorosas grietas, ya que al no tener una hidratación adecuada la piel tiende a agrietarse rápidamente. Además, puede surgir un enrojecimiento violáceo en los dedos que se acompaña de un molesto picor y dolor.

Por ello es muy útil tratar de proteger la piel de nuestras manos, no solo frente a la acción un tanto agresiva del frío o del aire, sino también cuando utilizamos determinados productos que pueden irritar o resecar la piel en exceso. Es lo que ocurre, por ejemplo, con productos que utilizamos habitualmente en la limpieza e higiene casera, como ocurre con lejías, detergentes e incluso jabones.

Salvado de avena para la belleza

En el caso del frío, por ejemplo, es necesario utilizar guantes protectores de algodón. Mientras que, cada vez que limpiamos en casa, es necesario proteger las manos utilizando guantes de látex protectores.

Sea como fuere, ¿sabías que en casa podemos fácilmente elaborar determinadas recetas de belleza que son especialmente útiles a la hora de suavizar la piel de las manos, aportándole protección y distintos nutrientes muy beneficiosos?. En esta ocasión te proponemos una receta de belleza elaborada con salvado de avena, un ingrediente totalmente natural capaz de nutrir y suavizar la piel. Te explicamos en qué consiste y cómo elaborarla.

Cómo preparar un salvado de avena ideal para suavizar la piel de las manos

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de salvado de avena
  • 1 manzana
  • 1 taza de agua

Preparación:

En primer lugar lava la manzana, pélala, córtala en trozos y retira sus semillas. Luego pon el agua en un cazo o cazuela, añade la manzana y el salvado de avena en la cantidad indicada y deja que hierva durante algunos minutos. Deja enfriar.

Finalmente cuela el agua resultante y lávate las manos con este líquido durante varios días.

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *