Tónicos

Tónico refrescante de limón y hamamelis para la piel

Receta de belleza: descubre cómo hacer un tónico refrescante con jugo de limón recién exprimido y hamamelis, dos poderosos ingredientes ideales para limpiar y refrescar la piel.

Hay muchas ocasiones y momentos en los que podemos necesitar refrescar nuestra piel, y no necesariamente porque tengamos calor. Por ejemplo, tenemos la piel seca o deshidratada y queremos aportar algo de frescor al rostro. Para estos casos lo mejor es optar por tónicos naturales, que actúan como agentes refrescantes y son especialmente útiles precisamente para eso: para refrescar la piel de forma totalmente natural.

Aunque sus funciones son bastante parecidas a las que poseen los astringentes, ya que  pueden ser útiles no solo para refrescar la piel sino para limpiarla, hidratarla, equilibrar el pH, retirar el exceso de grasa y de sudor o eliminar los residuos dejados por otras cremas, lo cierto es que los tónicos son ideales para pieles normales, secas, sensibles y deshidratadas. Eso sí, dependiendo de los ingredientes utilizados en su elaboración puede estar contraindicado su uso en pieles muy sensibles o sensibles, ya que con su aplicación conseguiríamos en realidad un efecto no deseado, dañando más la piel.

Tónico de limón y hamamelis

Es lo que ocurre con el tónico de limón y hamamelis sobre cuya receta queremos hablarte en esta ocasión. Y es que aunque nos encontremos ante un poderoso tónico refrescante con excelentes cualidades, lo cierto es que no es aconsejable su utilización sobre pieles sensibles o deshidratadas.

Los beneficios del tónico de limón y hamamelis en la piel

Este tónico destaca por ser elaborado con dos ingredientes sumamente naturales –y saludables: el limón (en esta ocasión en forma de jugo recién exprimido), y hamamelis. Por un lado, el limón destaca por ser un excelente agente limpiador de la piel, convirtiéndose en una opción natural ideal como antiséptico. Es útil, por ejemplo, para prevenir la aparición de molestos granos y espinillas, a la vez que es capaz de restaurar el equilibrio ácido de la piel.

Por otro lado, el hamamelis es un tónico astringente útil para aliviar la inflamación, previniendo la aparición de granos y actuando como un buen remedio para cerrar los poros abiertos.

Cómo preparar un tónico de limón y hamamelis refrescante

Como verás, solo necesitas 2 ingredientes para elaborar este maravilloso tónico con cualidades refrescantes, y apenas seguir unos pocos pasos para su preparación en casa.

tonico-refrescante-de-limon-y-hamamelis

Ingredientes que necesitas:

  • 1/2 taza de jugo de limón recién exprimido
  • 1/2 taza de hamamelis

Preparación del tónico:

En primer lugar parte dos limones por la mitad y exprímelos para obtener su jugo. Luego fíltralo y reserva. Ahora combina el jugo de limón con el hamamelis en un recipiente que puedas cerrar herméticamente, y agítalo bien para mezclarlo convenientemente. ¡Listo! Ya puedes usarlo.

Cómo utilizar este tónico refrescante:

Solo tienes que aplicártelo sobre la piel limpia ayudándote para ello con una almohadilla de algodón limpiadora, evitando la zona de los ojos para que no se irriten. Sobre el tiempo de duración y so, es aconsejable utilizarlo en dos semanas como máximo, conservándolo en la nevera.

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *