Las uñas quebradizas (o escamadas) son un problema habitual que aparece por varias causas. Su tratamiento pasa por tratar la causa que ha originado la aparición de las uñas escamadas.

Las uñas se convierten en una de las partes de las manos que las mujeres más tienden a cuidarse, ya que se caracterizan por ser un auténtico símbolo de expresión para muchas mujeres. Pero también son indicativas de cómo nos encontramos de salud.

uñas quebradizas

¿Por qué? Fundamentalmente porque la buena salud de nuestras uñas depende de la salud de nuestro cuerpo en general, lo que se traduce en que tener uñas escamadas o quebradizas puede ser un síntoma –o indicativo- de una enfermedad, trastorno o déficit nutricional, o una alteración en el organismo.

Seguir también una mala alimentación, sobretodo cuando existen déficits nutricionales de vitaminas y minerales, causa por lo general no solo problemas de salud, sino también problemas en nuestras uñas, apareciendo especialmente uñas quebradizas, frágiles y escamosas.

Aunque es un problema que también pueden ser causados por otras circunstancias.

¿Qué son las uñas quebradizas y frágiles?

Es la tendencia de las uñas a quebrarse, fracturarse o romperse con mucha facilidad.

¿Cuáles son las causas de las uñas quebradizas?

  • Procesos traumáticos.
  • Infecciones microbianas o hongos.
  • Utilización de productos químicos (detergentes alcalinos y disolventes).
  • Uso de manicura agresiva, esmaltes o endurecedores con mucho contenido en formol.
  • Uso de quitaesmaltes abrasivos o mal formulados.
  • Alimentación inadecuada y déficits nutricionales en vitaminas y minerales.

Tratamiento de las uñas quebradizas

El tratamiento para el problema de uñas quebradizas debe pasar por el propio tratamiento para solucionar el trastorno o enfermedad que haya causado en definitiva su aparición.

Por ejemplo, si la causa ha sido una alimentación o dieta inadecuada, lo correcto es que el especialista indique una dieta variada y equilibrada, y recomiende el consumo de suplementos nutricionales para superar el déficit nutricional.

En caso de que sea debido a uso de quitaesmaltes o manicuras a las que nuestras uñas son sensibles, la clave está en cambiar de producto.

Imagen | matsuyuki

Hacer un comentario