Ungüentos

Ungüento de caléndula para los abcesos

Remedio casero para los abcesos, consistiendo en un ungüento de caléndula que ayuda a calmarlos. Descubre sus ingredientes y cómo prepararlo.

ungüento de caléndulaLos abcesos consisten en una desagradable acumulación de pus en aquella parte del cuerpo que se ha infectado; es decir, es la forma que tiene nuestro sistema inmunitario para tratar de combatirlo, debido a que los glóbulos blancos se mueven hasta el área de la infección, acumulándose dentro del tejido dañado.

Pueden formarse en cualquier parte del cuerpo (la piel, los dientes y el área subcutánea), aunque el sitio más habitual es precisamente en la piel. Son fácilmente distinguibles, presentando generalmente un color rojo, elevado y sobretodo doloroso.

Dentro de los diferentes remedios naturales que podemos elaborar en casa en el tratamiento y eliminación de los abcesos, los ungüentos pueden ser realmente útiles. Hoy te proponemos la elaboración de un ungüento de caléndula.

Cómo hacer un ungüento de caléndula para los abcesos

Ingredientes

  • 2 puñados de caléndula
  • 150 gr. de manteca de cerdo
  • 1 paño limpio

Preparación del ungüento de caléndula para el abceso

En una sartén o cazo, añade la manteca de cerdo y la caléndula. Una vez esté bien caliente comenzará a espumar. Llegado a este punto, apaga el fuego y retira.

Tapa y deja enfriar durante todo un día. Al día siguiente, vuelve a calentar un poco y pásalo todo a un paño limpio, que es el que utilizarás finalmente como ungüento, aplicado en la zona donde desees tratar el abceso.

Imagen | Luis Cernadas Iglesias

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *