Consejos naturales

Vid roja para los pies cansados

Beneficios de la vid roja para los pies cansados. Descubre también otras propiedades que la vid roja aporta en la piel, contra las varices y las hemorroides.

La vid roja es una planta conocida científicamente con el nombre de Vitis vinifera L., que recibe dicho nombre por el intenso color rojo que sus hojas presentan en otoño, debido a su riqueza en taninos antociánicos.

vid roja para pies cansados

Puede ser adquirida en cápsulas, aunque también es posible elaborar con ella algunos remedios útiles como cataplasmas o compresas, y aplicarlas en las zonas que se desee tratar.

Por ejemplo, al ser especialmente útil para los pies cansados, es posible –por ejemplo- darte un baño de pies con agua caliente a la que deberás añadir la infusión de vid roja, o elaborar cataplasmas y aplicarlos en las plantas de los pies.

De hecho, una de las propiedades que nos puede ofrecer la vid roja es su actividad venoprotectora, gracias a su contenido en vitamínica P, un nutriente que proporciona una resistencia a las paredes venosas y una reducción de la permeabilidad de los capilares, evitando el desarrollo de edemas dolorosos.

Beneficios de la vid roja para pies cansados

En caso de que sufras de pies cansados, la vid roja se convierte en un remedio completamente natural útil a la hora de aliviar las molestias relacionadas, gracias a que es capaz de tonificar las venas.

Este beneficio se traduce en algo muy sencillo: al tonificar las venas de los pies ayuda a mejorar la sensación de piernas cansadas.

Pero no solo se traduce en beneficios para los pies, ya que también es beneficiosa en caso de hemorroides, varices, cuperosis y fragilidad capilar.

Otros beneficios de la vid roja

La vid roja puede proporcionarnos ayuda también a problemas como:

  • Sangrado vaginal:disminuyendo el sangrado excesivo.
  • Hemorroides: con sus propiedades astringentes, ayuda a desinflarlas y reducirlas.
  • Varices: reduce su aparición y mejora sus síntomas típicos.
  • Mala circulación de las piernas: beneficia la circulación de las extremidades inferiores.

Imagen | Rhonda Fleming Hayes

También pueden gustarte...

Añadir comentario

Publica tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *